Queridos hermanos:

                El 8 de marzo próximo, al celebrar el Día Internacional de la Mujer, la Comisión Ejecutiva de la Conferencia Episcopal Argentina ha invitado a todos los obispos del país a celebrar juntos la Eucaristía en la Basílica de Nuestra Señora de Luján, a las hs 11, para pedir por la protección de la vida humana desde la concepción hasta la muerte natural.

                De este modo, la Iglesia que peregrina en nuestro país quiere invitar a todos los cristianos y hombres y mujeres de buena voluntad a manifestar el profundo aprecio por la vida y por la mujer, santuario y educadora de la persona humana. También pediremos para que el Señor ilumine a los gobernantes y legisladores de modo que adviertan la gravedad de lo que está en juego en este debate: el don de la vida humana. Toda vida vale. Si vivimos es un don que no nos ha sido negado, ¿por qué negarlo al bebé que quiere seguir viviendo en el seno de su madre y nacer a la luz del sol como nacimos nosotros? ¿Por qué no pensar en ayudar a la mujer que está en dificultades para llevar adelante su embarazo creando condiciones que humanicen esta etapa de su ser? ¿Por qué Argentina, la tierra bendita del pan ha de ser mezquina con el niño que quiere nacer? ¿Por qué el propósito de luchar contra el hambre se detiene ante el niño que tiene hambre de seguir viviendo en el vientre materno?

                En nuestra arquidiócesis de Salta nos uniremos a los grupos de hermanos que peregrinarán a la Catedral Basílica del Señor y la Virgen del Milagro siguiendo este programa:

                Hs. 19,00: Concentración en San Martín y Alberdi, -Salta-

                                    Peregrinación. Rezo del Santo Rosario por la Vida

Hs. 20,30: Catedral Basílica. Celebración Eucarística presidida por el Pbro. Javier   Romero, Vicario Episcopal del Santuario y Asesor del Movimiento Familiar Cristiano.

Marcharán iluminados por el lema “Desde Luján se hace eco el mensaje de la vida”.

El domingo 15 de marzo a las hs 20,30 en la Catedral Basílica celebraremos la Eucaristía por la mismo intención y el 25 de marzo, Solemnidad de la Encarnación del Señor y Jornada del niño por nacer, en todos los templos de la arquidiócesis la Celebración de la Eucaristía se ofrecerá pidiéndole al Señor de la Vida que se hizo hombre en el seno de María nos acompañe para ser un pueblo que custodia la vida humana desde el vientre de su madre hasta la tumba, vientre de la hermana madre tierra.

Que el Señor del Milagro los bendiga y la Santísima Virgen, Madre y garantía de nuestra esperanza nos proteja.

                                                                              Mario Cargnello

                                                                                    Arzobispo de Salta

Salta, 26 de febrero de 2020

Miércoles de Cenizas

Deja una respuesta