“La Iglesia es madre, y su atención materna se manifiesta con particular ternura y cercanía a quienes emigran o están obligados a escapar de su país y vivir entre el desarraigo y la integración.” (Francisco, 24 de mayo de 2013)

El Papa nos ayuda incansablemente a tomar conciencia sobre esta realidad. Este año nos propone celebrar la Jornada Mundial del Migrante y del Refugiado el domingo 29 de septiembre y nos regala como lema de trabajo: “No se trata solo de Migrantes…”.

Nos manifiesta su preocupación aclarando que se trata también de nuestros miedos, de nuestra caridad, de nuestra humanidad, de no excluir a nadie, de poner a los últimos en el primer lugar, de la persona en su totalidad y de todas las personas, de construir la ciudad de Dios y del hombre. “No solamente está en juego la causa de los migrantes, no se trata sólo de ellos, sino de todos nosotros, del presente y del futuro de la familia humana”. (Vaticano, 27 de mayo de 2019)

La Comisión Episcopal de Migrantes e Itinerantes invita a toda la comunidad, y sobre todo a los gobernantes y a los legisladores, a enfrentar la realidad de las personas migrantes y a las forzadamente desarraigadas, con iniciativas eficaces y nuevos enfoques, para defender su dignidad, mejorar su calidad de vida y afrontar los desafíos que aparecen en formas modernas de persecución, opresión y esclavitud. Se trata de personas y familias, que reclaman solidaridad y asistencia, que tienen necesidad de intervenciones urgentes, pero también y sobre todo, de comprensión y de bondad.

Ver Mensaje del Papa Francisco aquì

Descargá el Afiche en pdf o jpg

Descargá la propuesta litúrgica aquí.

Descargá el Mensaje del Papa Francisco por el Día del Migrante aquí.

Deja una respuesta