El fin de semana del 6 y 7 de julio, con el lema Amor gratuito que no busca recompensa,se llevará a cabo en todo el país la Jornada de la caridad del Papa, y cuya colecta tiene como objetivo sostener los proyectos caritativos de la Santa Sede.

La caridad nos marca el sentido evangélico de la Jornada por la caridad del Papa, destaca el Padre Jerzy Faliszek, Director Nacional de las Obras Misionales Pontificias (OMP), al invitarnos a participar con generosidad en la colecta y a colaborar mediante “la oración ferviente que fortalece y sostiene, y la ayuda económica que podamos hacer, dentro de nuestras posibilidades, hará bien a muchas personas, reflejándose esa proyección universal que tiene la acción de la Iglesia.

Así mismo manifestó que “el Catecismo de la Iglesia Católica en el n. 1856 señala la importancia vital de la caridad para la vida cristiana. En esta virtud se encuentran la esencia y el núcleo del cristianismo, es el centro de la predicación de Cristo y es el mandato más importante. No se puede vivir la moral cristiana haciendo a un lado a la caridad.  La caridad es la virtud reina, el mandamiento nuevo que nos dio Cristo, por lo tanto, es la base de toda espiritualidad cristiana.

Es el distintivo de los auténticos cristianos. La caridad es más que el amor. El amor es natural. La caridad es sobrenatural, algo del mundo divino. La caridad es poseer en nosotros el amor de Dios. Es amar como Dios ama, con su intensidad y con sus características. La caridad es un don de Dios que nos permite amar en medida superior a nuestras posibilidades humanas. La caridad es amar como Dios, no con la perfección que Él lo hace, pero sí con el estilo que Él tiene”.

En las misas que se celebrarán en las parroquias del país los días 6 y 7 de julio, además de rezar por el Papa, se realizará la colecta para que el Sumo Pontífice utilice los medios que le llegan de parte de los hermanos para ayudar a otros hermanos más necesitados.

Deja una respuesta