El próximo 8 de diciembre, solemnidad de la Inmaculada Concepción de la bienaventurada Virgen María cae en día domingo, coincidiendo con el segundo domingo de Adviento. Frente a esta situación que según las Normas Universales sobre el año litúrgico y sobre el Calendario impediría la celebración de la fiesta de la Virgen en ese día, la Congregación para el Culto Divino y la Disciplina de los Sacramentos, teniendo en cuenta el grado de la solemnidad de la Inmaculada y en atención a la tradición de esta fiesta en nuestro país, autorizó en el año 2013 a la Conferencia Episcopal Argentina a dar la oportuna dispensa para que esta solemnidad de la Virgen pueda prevalecer sobre el domingo de Adviento siempre que se presente esta situación.

De este modo, como sucede este año, cada vez que el 8 de diciembre sea un domingo se celebrará en nuestro país la solemnidad de la Inmaculada Concepción de la bienaventurada Virgen María y para no perder el sentido del Adviento se pide que:
a) La segunda lectura de la Misa sea la del domingo.
b) En la homilía se haga alusión al tiempo de Adviento.
c) En la Oración de los fieles se formule al menos una petición con el sentido del Adviento, y se concluya con la Oración colecta del 2º domingo de Adviento del ciclo correspondiente.

Unidos en la oración a María y pidiendo su maternal protección para nuestra patria, te mando un saludo fraterno.


Miguel Ángel D´Annibale
Obispo de San Marín
Presidente

Deja una respuesta