Constituye un regalo de la Divina Providencia la visita a Salta de las reliquias de nuestros Santos Patronos, los Ap贸stoles Felipe y Santiago. Agradecemos a los Padres Franciscanos Recoletos de la Iglesia de los Doce Ap贸stoles en Roma, custodia de los cuerpos de los elegidos de Jes煤s, este gesto de comuni贸n misionera, de generosidad eclesial y de apoyo apost贸lico. Lo hacemos en las personas de Fray Agnello y Fray Simone quienes traen las reliquias desde la Sede del Papa. Agradecemos especialmente al Papa Francisco que ha autorizado la donaci贸n de dos reliquias para nuestra Catedral.

Nuestra Iglesia particular de Salta, envuelta en el clima del Milagro, abre su coraz贸n al llamado del Se帽or. Experimentamos cercana la presencia de Jes煤s caminando por su tierra acompa帽ados de los Doce, entre los que estaban Felipe y Santiago. Nos parece que las palabras de Jes煤s adquieren una fuerza y una actualidad particular para nosotros.

Como arquidi贸cesis experimentamos que lo conversado por el Se帽or Jesucristo con ellos es lo que conversa hoy con nosotros. Estemos atentos. 脡l est谩 a la puerta y llama (Apoc 3,19), abramos pues las puertas de cada coraz贸n, de cada hogar, de nuestras parroquias, de nuestra Iglesia que peregrina en Salta. Y escuchemos la voz del Se帽or que nos habla en este gesto de cercan铆a eclesial.

Que los hermanos peregrinos descubran en Felipe y Santiago a los caminantes que atravesaron con Jes煤s la Tierra Santa hacia Jerusal茅n y luego, siguiendo el mandato del Resucitado, se pusieron en marcha. Santiago muri贸 en Jerusal茅n, despe帽ado, y luego apedreado y golpeado a palos; Felipe muri贸 en Frigia donde anunci贸 el Evangelio. Hoy, los restos peque帽os de sus cuerpos, que nos acompa帽an, nos invitan a buscar intensamente a Jes煤s y a entregarnos sirviendo a nuestros hermanos.

Que todos experimentemos en este gesto de la divina Providencia un paso del Esp铆ritu que haga crecer en nosotros en deseo de ver a Jes煤s, el rostro humano del Padre, de cultivar la amistad con 脡l, de asentar dicha amistad en el coraz贸n de su Iglesia, que vive sobre el fundamento de los Ap贸stoles. La visita de las reliquias de los santos Ap贸stoles nos anime a descubrirnos profundamente Iglesia de Jes煤s, 鈥渦na, santa, cat贸lica y apost贸lica鈥 como afirmamos en el Credo.

Que podamos experimentar este acontecimiento como un renovado llamado a la santidad. Brille as铆 la Resurrecci贸n de Jes煤s en nuestra vida, como los rayos de la imagen del Se帽or del Milagro y nos acompa帽e Mar铆a del Milagro como a los Ap贸stoles en Pentecost茅s.

Mario Cargnello
Arzobispo de Salta
Setiembre de 2019