Santa Misa, 22 de septiembre, a las 11.30 hs. en Catedral Basílica de Salta.

SOBRE LA HISTORIA DE LA IMAGEN MALVINERA Y EL PEDIDO DE DEVOLUCIÓN DE LA IMAGEN HISTÓRICA Y LLEGADA

Nadie más supo más de ella, hasta que, en diciembre de 2016, en La Gaceta Malvinense, una nota brindada por el Médico, Militar Inglés, Retirado, James M. Ryan, cuenta de que en la Catedral Castrense del Reino Unido, se encuentra una imagen de Ntra. Sra. de Luján. Habían pasado 34 años, pero nada sucedió, hasta que a mediados del 2018, cuando un laico, de la Diócesis de Quilmes, Daniel Doronzoro, lee y descubre el mensaje, allí. El Médico, Ryan, no solo da fe de que está la imagen, sino que, señala que si las que la portaron en la Guerra quisieran reclamarla, podría retornar a la Argentina, previos trámites correspondientes.

Es así, como por intermedio de la Diócesis de Quilmes, el grupo de Laicos LA FE DEL CENTURIÓN, se conectan con el Presidente de la Conferencia Episcopal Argentina (CEA), Mons. Oscar Ojea, de allí con nuestro Obispo Castrense, Mons. Olivera y se inician así, los vínculos e intercambios de cartas con el Obispado Castrense Inglés. Esto tuvo como resultado, que, en los primero días de marzo, se produjera un primer encuentro en Roma, entre Mons. Santiago Olivera y Mons. Paul James Mason (Obispo Castrense de Inglaterra).

Luego de varios meses el Obispo castrense Paul Mason se comunica con el Obispo Santiago y propone la devolución en el Vaticano, con la bendición del Papa Francisco, para fines de octubre de 2019. Los británicos recibirían una imagen de la Virgen de Luján para colocar en su lugar. Así se hizo y la virgencita, su imagen, volvió a su tierra… la frase era: “Madre, bienvenida a casa”.

Recorrió parte del sur de nuestro país, hasta nuestra Antártida y luego por la pandemia, se resguardó y actualmente se encuentra en la Catedral Castrense de Stella Maris (Av. Comodoro Py 1925, Buenos Aires), y desde allí peregrina por cada rinconcito de nuestro país.

Al pie de la imagen de Nuestra Señora de Luján que acompañó a nuestros soldados en Malvinas, hay una inscripción que dice: Familia Benso.

Tanto los hermanos de la Fe del Centurión, como desde el Obispado Castrense se intentaron encontrar a esta familia para poderla contactarla y conocer cómo fue que esta imagen a llegó a manos de Mons. Puyelli para ser llevada a Malvinas,

Fueron muchos las averiguaciones, incluso se intentó en el Registro Nacional de las personas sin obtener la información.

Providencialmente la imagen de Ntra. Señora de Luján Malvinera encontró a la familia que la donó en abril de 1982, durante la Peregrinación y Misión que está realizando a lo largo y ancho de nuestra Patria, en la visita que realizó entre los días 1 al 4 de julio a la Diócesis de Merlo y a las Unidades militares con asiento en esa jurisdicción.

Juan Carlos Benso y su esposa María Isabel Simón de Benso, eran una familia de panaderos y vivían en Merlo.

Cuando inicia la guerra, todos entregaban cosas para Malvinas, bufandas, chocolates, etc.

Juan Carlos Benso, muy creyente y devoto de María, compró una imagen en Luján, le hizo pintar familia Benso a sus pies y con su hijo Carlos Benso, de 12 años, fue a la base aérea de Merlo y la donó, porque dijo que “La madre es la mejor protección para los soldados”.

Hoy Juan Carlos ha fallecido, pero su familia: su esposa y sus tres hijos comparten una inmensa alegría por haber encontrado lo que con tanto amor habían donado, pero su felicidad es mayor al saber que realmente fue el amparo de Madre que nuestros soldados necesitaban.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.